Eco bling bling

Cuáles son las bases de la joyería sustentable, el movimiento que promete generar una nueva conciencia en la industria.

  • Foto: gentileza Kinraden.

MATERIALES. Una de las premisas básicas de la joyería sustentable es el reciclaje. Se suelen fundir viejas piezas de joyería, al mismo tiempo que se emplean materiales no convencionales. La marca danesa Kinraden, por ejemplo, utiliza madera de Mpingo de un bosque de Tanzania y la faceta como si fuera diamante negro. Pero cabe también una aclaración: los nuevos metales y piedras preciosas que se extraen de las minas no son malas palabras. De hecho, las marcas que alzan la bandera de la sustentabilidad también los utilizan. La diferencia es que estas seleccionan sus proveedores de acuerdo a los estándares como los del proceso Kimberley. Este sistema distingue entre diamantes libres de conflicto de los que no, léase aquellos que financian movimientos insurgentes contra gobiernos y que se consiguen por medio de la violencia, el abuso de los derechos humanos, la pobreza y la degradación del medioambiente. Una problemática que la película Diamante de sangre bien supo poner sobre la mesa.  

CERTIFICADOS. Estas compañías están sujetas a los estándares de instituciones y programas internacionales. Desde el origen de los materiales y el proceso de producción hasta el packaging y el envío, nada está librado al azar. Cada etapa debe resultar coherente con el mensaje. Sí, incluso las lamparitas de las oficinas de la marca Melissa Joy Manning son de bajo consumo. 

COMUNIDAD. Para completar el círculo no podía faltar el componente social. Muchas de estas compañías trabajan codo a codo con fundaciones orientadas al cuidado del medioambiente, la salud y la niñez, tanto locales como internacionales. Y participan de programas de reciclaje, entre otros. Brilliant Earth, por ejemplo, dona el 5 % de sus ventas directamente a las comunidades afectadas por la industria de la joyería. 

COMUNICACIÓN. La transparencia es fundamental. El consumidor quiere saberlo todo y, para ello, las marcas proporcionan información exhaustiva en sus sitios y redes, además de estar abiertas al diálogo. Conscientes del cambio necesario en esta materia, los diseñadores suelen forman parte de conferencias, charlas y talleres. 

Editorial Atlantida Editorial Televisa
©2016 HARPER’S BAZAAR. Todos los derechos reservados.